Tabú silenciado

IMG_6369-2.jpg

Actualmente vivimos en una era postmoderna "tecnologizada", la cual nos ha ayudado a evolucionar y avanzar a pasos gigantescos, pero que puede ser igualmente responsable de un gran dilema que nos frena, bloquea y entorpece, sobre todo a nivel personal –a veces también en lo profesional-: "Estoy abrumado/a, estresado/a,perdido/a, desmotivado/a… ¿Debo acudir al psicólogo?, ¿Cuándo?, ¿Tengo que ir al psicólogo aunque no esté “loco”? Muchas personas siguen pensando que ir al psicólogo es "cosa de locos" o de personas extremadamente hundidas.

Si nos paramos a reflexionar un momento, nos daremos cuenta que la sociedad actual corre desmesuradamente, enseñándonos a ser los/asmejores, a competir entre nosotros/as y no a cooperar, a estar a la última en todo. Trabajo, hogar, imagen personal, nutrición… Estamos dejando de ser personas para ser máquinas. Máquinas esclavas del orden social, sin descanso, que olvida su parte emocional, su humanidad.

Llega un momento en nuestras vidas en que no podemos más, el vaso está a rebosar de la multitud de cargas y responsabilidades. Cuando estamos en este punto, en ocasiones, cualquier complicación se nos hace un mundo, desembocando en una crisis emocional, un malestar interno y un desequilibrio. O por el contrario, cuando conseguimos encontrar paz y tranquilidad surgen los conflictos internos por el hecho de haber estado tantos años enfocados en lo laboral o en cualquier otro asunto que nos haya disociado de nuestra parte emocional, de nuestro mundo interno. Entonces es el momento de plantearnos qué debemos hacer.

Signos para acudir a un psicólogo/a.

Resumido de manera general hemos aportado algunos de los signos o señales más comunes :

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Cansancio y pérdida de vitalidad
  • Flujo de pensamientos negativos y desmotivación
  • Auto-desvaloración, apatía
  • Rabia y agresividad
  • Tristeza
  • Complicación de la relaciones personales –amistades, familia, pareja, laboral-
  • Rupturas, duelo, conflictos relacionados con traumas…

 

De repente aparece en nuestras vidas dichas señales mencionadas anteriormente, las cuales nos resultan difíciles de gestionar o de abordarlas para que no nos afecten,  interrumpiendo así nuestro curso natural diario. A veces no tenemos las herramientas y recursos adecuados para afrontar los momentos complicados, constatamos que estamos sin fuerzas. Posiblemente tengamos una sensación de no hacer las cosas correctamente ni de tomar las decisiones apropiadas.

Los profesionales de la salud mental, el bienestar y el desarrollo emocional sano, aconsejamos pedir ayuda externa cuando nos encontremos en un callejón sin salida. A menudo, es más apropiado acudir a profesionales para contemplar desde otra perspectiva nuevas soluciones, herramientas y recursos. El objetivo es poder elaborar nuevas estrategias para solventar cualquier conflicto.

Queremos que deje de ser una barrera y un tabú acudir a consulta ya que en muchos momentos, de manera individual y aislada, no sabremos cómo seguir construyendo nuestro camino.

Actuamos desde la prevención, atención e intervención personalizada. Sin olvidar la total confidencialidad de nuestros pacientes.
 

*Texto cedido al blog de CEPFAMI. Centro donde ofrezco mis servicios terapéuticos