AQUÍ Y AHORA

Nos perdemos en el pasado imaginando un futuro en el que olvidamos el presente. Perdidos en preguntas que ya prácticamente no tendrán respuestas. <<Lo que pasó, pasó>>. Experiencias pasadas que forman el manual de aprendizaje. Un pasado lleno de recuerdos y momentos. Agotamos el tiempo en intentar arreglar un pasado que ya no tiene marcha atrás. O fantaseamos con lo que podrá ser mañana, la semana que viene, el próximo año… Imaginamos una vida llena de acontecimientos, sorpresas, personas… Olvidamos la importancia de vivir el momento, el ‘AQUÍ Y AHORA’.  Porque para poder tener el futuro que queremos, o al menos que se aproxime a nuestros sueños, hay que actuar desde el presente. Construir desde el AQUÍ. Sembrar HOY, AHORA.

Si queremos ser mejores personas que ayer, no volver a cometer los mismos errores, hay que actuar AHORA, desde la acción , aceptación y comprensión, y no desde el ‘ rumiar psicológico’.

Si queremos cumplir nuestros objetivos, nuestros sueños, debemos actuar AHORA. Creando y labrando nuestro camino desde la acción, el movimiento, el compromiso y hacia nuestras metas, no desde la imaginación.

El pasado, pasado es.

Normal 
 0 
 
 
 21 
 
 
 false 
 false 
 false 
 
 ES-TRAD 
 JA 
 X-NONE 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
 
 
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
  
    
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
   
 
 /* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
	{mso-style-name:"Tabla normal";
	mso-tstyle-rowband-size:0;
	mso-tstyle-colband-size:0;
	mso-style-noshow:yes;
	mso-style-priority:99;
	mso-style-parent:"";
	mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
	mso-para-margin:0cm;
	mso-para-margin-bottom:.0001pt;
	mso-pagination:widow-orphan;
	font-size:12.0pt;
	font-family:Cambria;
	mso-ascii-font-family:Cambria;
	mso-ascii-theme-font:minor-latin;
	mso-hansi-font-family:Cambria;
	mso-hansi-theme-font:minor-latin;}
 
    Todos tenemos un  pasado,  más agradable o no tan agradable. Tenemos  traumas ,  problemas  y situaciones que nos hicieron enfermar. El pasado no solo es  negatividad,  también hubieron días soleados y llenos de risas. Buenas y grandes experiencias.  Positividad  y  optimismo  de lo que sucedió. Todo en su conjunto dio  color  a nuestras vidas y por eso hoy, somos quien somos.  No nos cojamos fuertemente de la mano del pasado aterrador porque nos hará vivir una eterna depresión. Pero tampoco vivamos una añoranza de los buenos  tiempos  ya que viviremos ausentes en un  amor platónico vital.   El  pasado  pasó, ya ocurrió y no hay nada que hacer. Sólo esta vivo en los recuerdos. Recuerdos que debemos abrazar y aceptar de forma amigable y amorosa, porque sin ninguno de ellos, no estaríamos donde estamos. No podemos vivir en el pasado y quedarnos atrapados porque la vida continua, sigue delante de nosotros,  AQUÍ Y AHORA , no ayer. La vida es aquello que sucede cuando planeamos cosas pero también cuando estamos encallados en lo que pasó. Cojamos las riendas del presente y continuemos.  Hay  huellas  de todos los colores, de todos los tamaños, casi perfectas y hasta deformadas, incluso, en algunos momentos ni siquiera hay huellas pero, cada uno de ellas hicieron posible nuestro camino,  nuestra historia .  No tenemos que rechazarla ni ignorarlas ni desear que se vuelvan a repetir.  Están y fueron. Son parte de nosotros.  Solo es un pasado. Solo son  recuerdos.         “Dejemos un gran pasado para continuar un vivo presente con vistas a un futuro"

Todos tenemos un pasado, más agradable o no tan agradable. Tenemos traumas, problemas y situaciones que nos hicieron enfermar. El pasado no solo es negatividad, también hubieron días soleados y llenos de risas. Buenas y grandes experiencias. Positividad y optimismo de lo que sucedió. Todo en su conjunto dio color a nuestras vidas y por eso hoy, somos quien somos.

No nos cojamos fuertemente de la mano del pasado aterrador porque nos hará vivir una eterna depresión. Pero tampoco vivamos una añoranza de los buenos tiempos ya que viviremos ausentes en un amor platónico vital.

El pasado pasó, ya ocurrió y no hay nada que hacer. Sólo esta vivo en los recuerdos. Recuerdos que debemos abrazar y aceptar de forma amigable y amorosa, porque sin ninguno de ellos, no estaríamos donde estamos. No podemos vivir en el pasado y quedarnos atrapados porque la vida continua, sigue delante de nosotros, AQUÍ Y AHORA, no ayer. La vida es aquello que sucede cuando planeamos cosas pero también cuando estamos encallados en lo que pasó. Cojamos las riendas del presente y continuemos.

Hay huellas de todos los colores, de todos los tamaños, casi perfectas y hasta deformadas, incluso, en algunos momentos ni siquiera hay huellas pero, cada uno de ellas hicieron posible nuestro camino, nuestra historia.

No tenemos que rechazarla ni ignorarlas ni desear que se vuelvan a repetir.

Están y fueron. Son parte de nosotros.

Solo es un pasado. Solo son recuerdos.

 

“Dejemos un gran pasado para continuar un vivo presente con vistas a un futuro"