¿El tamaño del PENE importa en las relaciones sexuales?

pene post tamaño.jpg

Es un tema que trae cola y muchos debates. En la actualidad podemos escuchar como hay personas que le dan demasiada importancia al tamaño del pene en las relaciones sexuales. Antes de entrar en la batalla del SI o NO rotundos a la respuesta, ¿por qué no pensamos mejor en la subjetividad y las preferencias de cada persona?. Aceptar las diferencias de gustos es el primer paso para dejar la cruzada sobre este tema.

 

En mi consulta, entre mis amistades y conversaciones con personas no tan conocidas, oigo y recojo diversidad de testimonios sobre este tema.

 

“ Personas que se excitan visualmente con penes grandes mientras otras prefieren un tamaño estándar para practicar sexo anal. También están las que les da igual. En cambio hay de las que opinan que un pene grande para el sexo oral, les duele la boca, o si es muy pequeño, no sienten nada vaginalmente. “

 

Puntualizo mas allá de las preferencias personales el no centrar las relaciones sexuales en el coito y penetración ya que el pene no es el factor exclusivo de placer y disfrute. Cierto es, dentro de dicha diversidad de particularidades, encontrar personas que no salen del ‘coitocentrismo’. Si es así, un << micropene >>, pene menor de 7 cm, no podrá ser funcional a la hora de realizar penetraciones vaginales. Por lo contrario un pene excesivamente grande puede ser molesto tanto en penetraciones vaginales y anales. Incluso oral dependiendo de la envergadura bucal.

 

Retomando el tema del placer, este se obtiene a través de la diversidad de prácticas y juegos eróticos. Teniendo habilidades para estimular adecuadamente. Sin olvidar estar predispuestx a disfrutar y compartirlo.

 

Puede excitarte tanto el físico de tu amante como las prácticas en sí. Por eso centrar la atención exclusivamente en los genitales, y sobre todo en el pene, es quedarse ancladx en creencias patriarcales sobre el disfrute de la sexualidad.

 

Placer, excitación, orgasmos…. Todo depende de unx mismx y de la propia inteligencia erótica. Eres responsable de disfrutar y gozar de tu sexualidad y esto depende más de cómo te expresas sexual y eróticamente. De tus propias habilidades y de tu intención a la hora de compartir un encuentro sexual o erótico.

 

¿De qué sirve un pene grande si no sabe moverse su dueñx?

¿Valoráis más una persona por sus destrezas sexuales o te conformas con el físico?

¿Sabes disfrutar de tu sexualidad sin centrarte exclusivamente en lo físico?

¿Rechazarías una persona por el simple hecho de tener un pene que no cumple tus expectativas?

 

Al fin y al cabo, tu decides con quien compartir tu sexualidad. No es peor ni mejor tu elección pero no habría que dar una respuesta generalizada por sentada.

Ilustración de hermapolis (Instagram)

Sexo y Verano. ¿Favorece el calor los encuentros sexuales?

sexo y verano.jpeg

Con la llegada del verano para muchas personas llega el cambio de rutina, atuendos mas ligeros, más actividades lúdicas, reencuentros, más tiempo, VACACIONES… Sobretodo este último es el que predomina y se da prioridad por excelencia. Después de un agotador año, se desea tener tiempo libre para poder descansar y disfrutar. Con esto a la vez da la posibilidad de que haya más encuentros sexuales. Si estas en pareja tienes más tiempo para compartir y si estás soltero o soltera tienes más disponibilidad para quedar y conocer nuevas personas. Sin olvidar que estar descansado y relajado es uno de los aspectos básicos para tener buenos encuentros sexuales.

Hay que resaltar que el calor activa nuestro organismo produciendo más vitamina D, testosterona, oxitocina y endorfinas. Hormonas implicadas en el DESEO SEXUAL y el PLACER. Por tanto en relación directa con la libido, parte de nuestra energía sexual. Por eso las vacaciones de verano suelen ser la combinación casi perfecta para tener más encuentros sexuales.

También podemos añadir los gustos de cada persona como, atracción por ver tonos de piel bronceados, “mas carne a la vista”, mas horas de sol para hacer actividades, hay personas que se encuentran más alegres en verano que invierno, otras tienen mayor disponibilidad para entablar nuevas relaciones o reencontrarse con viejas amistades, nos cuidamos más para gustar, olores estivales, comidas ligeras, entre otras preferencias personales. Al final todo esto puede influir junto al efecto del calor, que las vacaciones de verano favorezcan los encuentros sexuales.