Felicidad compartida

20180925_103159_0001.png

La felicidad en una relación de pareja debe ser responsabilidad de cada persona que la forma, es decir, tú no me haces feliz, ni yo a ti. Somos dos personas felices que comparten su bienestar y alegría.

Si dejamos en manos de la pareja nuestra felicidad, bienestar y amor propio, acabaremos dependiendo de ésta.

Cuando formamos un vínculo afectivo (con sexualidad incluida), es inevitable que salgan a la luz, miedos, inseguridades, bloqueos, traumas... La pareja nos hace de espejo y a la vez maestrx de nuestra oscuridad. Oscuridad que le podemos dar claridad si nos responsabilizamos de todo aquello que nos desequilibra. Dejando de proyectar hacia la relación nuestras sombras.

Ser conscientes de cómo nuestra historia pasada, la mochila que llevamos acuestas, puede influir negativamente en la relación, es un paso para sanar heridas pasadas y construir relaciones estables.

Y tú, ¿Eres consciente de tus proyecciones?

Si quieres empezar una terapia de pareja o un proceso de crecimiento personal escríbeme a 📩 koslerclaudia@gmail.com

Tip para mejorar la relación sexo-afectiva

20180919_115759_0001.png

Mejor llegar a un compromiso, acuerdo o pacto que querer llevar la razón.

En las relaciones sexo-afectiva ( o de pareja) no se compite. Se escucha, comprende y discute para crear una solución que beneficie a las personas que forman parte de la relación.

Discutir como vía de comunicación para analizar los argumentos y razonamientos que lleven a una solución idónea.

Y tú, ¿Cómo sueles abordar los conflictos en tus relaciones sexo-afectivas?

Si quieres empezar terapia de pareja escríbeme a 📩 koslerclaudia@gmail.com

4 Aspectos básicos en una relación sana de pareja

IMG_6480.jpg

 

Crear y mantener una relación sana de pareja tenemos que tener en cuenta cuatro aspectos fundamentales para conseguir un bienestar y equilibrio para ambos miembros.  También podemos considerarlos como claves de éxito al conducirnos hacia un resultado positivo. Aquellas personas que tienen en consideración dichos aspectos afirman tener relaciones más satisfactorias.

 

AMOR PROPIO. Dignidad y respeto por unx mismx, al igual que hacia otra persona. Mostrar apoyo, afecto y valorar opiniones.

 

ACEPTACIÓN DE LAS DIFERENCIAS. Compatibilidad –valores, creencias potenciadoras, estilos de vida…- teniendo en cuenta y aceptando las diferencias individuales de cada miembro de la pareja.

 

NEGOCIACIÓN. Solución conjunta aceptando cambios desde la asertividad. Realizando mutuos acuerdos sobre decisiones que afecten a la pareja. Planes diarios, vacaciones, menú para cenar, proyectos laborales (en el caso de posibilidad de carrera internacional), festividades navideñas…

 

RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS. Con o sin convivencia física debe haber una responsabilidad individual de los actos, sentimientos y pensamientos. En el caso de convivir, la gestión doméstica y económica. Y si hubiera hijxs añadir el modelo de crianza y su propia gestión.

 

Por supuesto no hay que olvidar estar abierto al amor para poder gestionar cada uno de los factores anteriores. Además de ser consciente en qué etapa vital nos encontramos. Si estamos realmente disponibles o no. En qué circulo nos movemos para poder acercarnos a personas disponibles y que quieran lo mismo que nosotrxs.