¿El tamaño del PENE importa en las relaciones sexuales?

pene post tamaño.jpg

Es un tema que trae cola y muchos debates. En la actualidad podemos escuchar como hay personas que le dan demasiada importancia al tamaño del pene en las relaciones sexuales. Antes de entrar en la batalla del SI o NO rotundos a la respuesta, ¿por qué no pensamos mejor en la subjetividad y las preferencias de cada persona?. Aceptar las diferencias de gustos es el primer paso para dejar la cruzada sobre este tema.

 

En mi consulta, entre mis amistades y conversaciones con personas no tan conocidas, oigo y recojo diversidad de testimonios sobre este tema.

 

“ Personas que se excitan visualmente con penes grandes mientras otras prefieren un tamaño estándar para practicar sexo anal. También están las que les da igual. En cambio hay de las que opinan que un pene grande para el sexo oral, les duele la boca, o si es muy pequeño, no sienten nada vaginalmente. “

 

Puntualizo mas allá de las preferencias personales el no centrar las relaciones sexuales en el coito y penetración ya que el pene no es el factor exclusivo de placer y disfrute. Cierto es, dentro de dicha diversidad de particularidades, encontrar personas que no salen del ‘coitocentrismo’. Si es así, un << micropene >>, pene menor de 7 cm, no podrá ser funcional a la hora de realizar penetraciones vaginales. Por lo contrario un pene excesivamente grande puede ser molesto tanto en penetraciones vaginales y anales. Incluso oral dependiendo de la envergadura bucal.

 

Retomando el tema del placer, este se obtiene a través de la diversidad de prácticas y juegos eróticos. Teniendo habilidades para estimular adecuadamente. Sin olvidar estar predispuestx a disfrutar y compartirlo.

 

Puede excitarte tanto el físico de tu amante como las prácticas en sí. Por eso centrar la atención exclusivamente en los genitales, y sobre todo en el pene, es quedarse ancladx en creencias patriarcales sobre el disfrute de la sexualidad.

 

Placer, excitación, orgasmos…. Todo depende de unx mismx y de la propia inteligencia erótica. Eres responsable de disfrutar y gozar de tu sexualidad y esto depende más de cómo te expresas sexual y eróticamente. De tus propias habilidades y de tu intención a la hora de compartir un encuentro sexual o erótico.

 

¿De qué sirve un pene grande si no sabe moverse su dueñx?

¿Valoráis más una persona por sus destrezas sexuales o te conformas con el físico?

¿Sabes disfrutar de tu sexualidad sin centrarte exclusivamente en lo físico?

¿Rechazarías una persona por el simple hecho de tener un pene que no cumple tus expectativas?

 

Al fin y al cabo, tu decides con quien compartir tu sexualidad. No es peor ni mejor tu elección pero no habría que dar una respuesta generalizada por sentada.

Ilustración de hermapolis (Instagram)

"MASTURBACIÓN"

66.jpg

¿Cuántas falsas creencias rondan alrededor de la “masturbación”?.  Personalmente prefiero denominarla auto estimulación por transmitir más positividad a la práctica.

‘Si tienes pareja no esta bien tocarse, y mucho menos si lo haces viendo pornografía o cine erótico’. ‘No te toques, es de guarra’. ‘No te hagas muchas pajas que te quedas ciego’.

No, no, no, no…. Tal cantidad de ‘Noes’ creando una visión negativa sobre una experiencia placentera.

‘¡Auto estimularse es pecado!’. Aún hay “santos religiosos” promulgando religiosamente este concepto. Mi pensamiento sobre este tipo de comentarios es, si todo en esta vida evoluciona para buscar un bienestar, las creencias deben seguir este camino y no al contrario. Si no, ¿por qué existen los orgasmos? ¿Por qué sentimos placer con los encuentros y práctica sexuales? El clítoris es el único órgano con función exclusiva de GOZO y PLACER. Si ‘Dios’ nos hizo a su imagen y semejanza, seguro que también disfrutaba tocándose.

La sociedad, cultura y sistema fueron creados por un grupo de personas que nos hicieron creer muchas ideas erróneas sobre la autoestimulación, y además de la sexualidad en general.

Cohibiendo, reprimiendo y avergonzado la sexualidad, nuestra sexualidad. De manera que fue y es una vía de “control” y manipulaicón sobre una de las mayores fuentes de vitalidad, alegría y bienestar del ser humano.

¿Te has planteado cómo son la mayoría de mensajes -negativos- sobre la auto estimulación y la sexualidad en sí? ¿Has pensado en cómo estos mensajes te han afectado a la hora de expresar tu sexualidad?

A grandes rasgos ha producido entre muchas personas diferentes sentimientos y emociones desagradables. Siendo mal visto el hablar sobre sexualidad o “masturbación”, no queriendo practicar, renunciando al auto conocimiento, creando bloqueos mentales y emocionales, desconocimiento del placer….

 

Lo único malo existente frente a la sexualidad son las ideas negativas y opresoras de la libertad y diversidad sexual.

Es necesario una educación sexual para poder desarrollar sanamente nuestra sexualidad. Sin miedos, ni vergüenza. Libre de prejuicios y estereotipos. Aportando un abanico de posibilidades y diferentes maneras de vivir y sentir la sexualidad.

 

“Nacemos como resultado de un encuentro sexual, ¿por qué castigar todo lo que concierne la sexualidad?”

¡FELIZ SEXUALIDAD!